Sí, las ladys y los lords, ese conjunto de seres desagradables que pululan en las calles mexicanas (y en el resto del mundo con otros nombres) no dejan de sorprendernos, y claro, indignarnos.

Pues esta señora, ahora conocida como #LadyHuevos, fue captada por la cámara de vigilancia de una tienda de conveniencia cuando deliberadamente se brinca la fila para pagar.

Obviamente, la empleada, que seguro recibe a viejas groseras como esta todo el tiempo, la ignoró y atendió al siguiente de la fila.

#LadyHuevos, claramente molesta de que no le atendieran, toma una caja de leche y se lo lanza a la empleada. Y como si no hubiera sido suficiente ¡le avienta todo el cartón de huevos!

La gente está loca. No se si es que antes no teníamos tantos testimonios de esto o si es que le están poniendo algo al agua que los está haciendo más idiotas. Por ejemplo, me encontré el siguiente video de #LordTeMato, que tiene pocas vistas y no lo han pelado mucho, pero dice gran cosa sobre la dos posiciones de la denuncia ciudadana.

Primero: Que a las personas les valen gorro las reglas de organización urbana y se quieren estacionar donde mejor les convenga sin que nadie les diga nada.

Segundo: Que la prepotencia alentada por solapadores es peligrosa.

Tercero: Que los “súper cívicos” también pueden comportarse como provocadores.

Cuarto: Que un tipo sin educación, que no es capaz de dar una respuesta razonable por estar estacionado en un lugar donde estorba, es muy probable que busque cualquier excusa para ponerse super violento.

Señoras, queridas, señores, adorados: actualícense y recuerden que no hay movimiento que puedan realizar sin que los estemos vigilando, sin que los expectantes ojos de las inescrupulosa redes sociales los cachen en sus arranques de altanería. Los juzgaremos duramente, porque en este, nuestro condado llamado Internet, nada queda impune.