“No one is born hating another person…”

Los tuits con los que el expresidente de Estados Unidos Barack Obama condenó la violencia racista en Twitter han alcanzado niveles de récord en la red social, en contraste precisamente con las críticas vertidas contra el mensaje difundido en esta misma red social por su sucesor en el cargo, Donald Trump.

El Tweet mas popular es el de Ariana Grande con 2.7 millones de Me Gusta, tras el atentado de Manchester durante un concierto suyo.

Obama citó ‘El Largo Camino hacia la Libertad’ de Nelson Mandela para denunciar el 13 de agosto el racismo que impregnó la movilizaciónultraderechista de Charlottesville (Virginia).

“Nadie nace odiando a otra persona por su color de piel, por su pasado o su religión. Las personas deben aprender a odiar y, si pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar. El amor es más natural para el corazón humano que su contrario”, reza la cadena de mensajes divulgados por Obama.

El tuit que inicia la cadena ha sido compartido ya en más de un millón de ocasiones, mientras que más de 2,5 millones de personas han indicado que les gusta. Esta última cifra supera la obtenida por el histórico ‘selfie’ que Ellen DeGeneres difundió durante la ceremonia de los Oscar de 2014.

Obama aún sigue contando con más de 93 millones de seguidores en Twitter, casi tres veces más que Trump, al que precisamente le han llovido las críticas por el mensaje difundido tras los disturbios de Charlottesville.

En lugar de condenar expresamente a los supremacistas blancos y neonazis, responsables directos de la violencia, optó por criticar a todas las partes en un tibio llamamiento a la unidad. Dos días después, este lunes, el presidente compareció públicamente para proclamar que “el racismo es el mal”.