Charla con Jorge Beltrán Robles

L

a creciente ola del hip-hop en nuestra región trajo consigo, la semana pasada, a San Andrés Cholula, al rapero Simpson Ahuevo, uno de los nuevos íconos del rap en nuestro país, quien dio un show completamente en vivo después de dos años de no visitarnos.

Simpson Ahuevo llegó a Puebla el pasado jueves 18 del mes en curso y fue una verdadera bomba. Aunque el cuórum no fue suficiente para aborratar el venue, la vibra generada por artistas y espectadores fue única. Una atmósfera real de hip-hop comandada por el rap.

Con las manos de arriba a abajo y de izquierda a derecha el público recibió a Jorge Alberto Beltrán Robles, quien subió al escenario acompañado de su DJ (tremendo por cierto) Alan Anaya. Vistiendo una playera de “Misfits” (si no conoces la música de estos chingones da clic aquí AHORA), shorts cortos, tenis y una gran cantidad de joyería, Simpson Ahuevo regaló a los espectadores una noche vertiginosa.

Previo al show de Simpson se presentaron diferentes talentos locales. Los poblanos fuimos representados por Icebox, Arbok, Rage Cardona y Karma Dhiluz, este último se presentó en el Festival Marvin (CDMEX) el pasado sábado.

La subida al escenario de Simpson Ahuevo fue anunciada por el griterío de un público bastante reciproco que estalló con temas como “Casino del diablo”, “Gas”, y “Ponte bien buena”. El show culminó con la canción más reciente del cantante “Jaque Mate”.

Aprovechando la visita de este maniaco del rap, Coco Magazine se acercó a platicar con Jorge Beltrán para conocer algunos detalles sobre su proyecto.

Como buenos fans de la familia amarilla, naturalmente el nombre artístico de Jorge nos llama mucho la atención. El origen de dicho apodo parece no tener relación alguna con la serie de televisión, Jorge nos contó que en su juventud, posiblemente debido a sus grandes ojos, fue apodado el “Simpson”. El “ahuevo” llega arbitrariamente cuando un grupo de raperos, en sus primeros proyectos, simplemente le llama “Ahuevo”, el cantante decide combinar ambos motes para encontrar un resultado genial, “Simpson Ahuevo”, pero que nada tiene que ver con el programa.

Incluso parece ser que a “Simpson Ahuevo” ni le gustan los Simpson’s. Jorge comenta que no tiene un capítulo favorito y que de sentirse identificado con algún personaje de la serie, sería con el buen “Bart”.

Sobre su llegada al DF (recordemos que Jorge es del norte del país) nos platica sobre algunas complicaciones de vivir en una de las capitales más agresivas del mundo. Tráfico, contaminación y ruido molestan un poco al rapero, a pesar de ellos no cambiaría su residencia, pues comenta que las oportunidades en la capital son mayores y que disfruta de caminar y conocer este lugar.

“Si no estuviera rapeando seguro trabajaría en Bimbo” comenta un poco sarcástico y con una sonrisa tras ser cuestionado sobre ¿qué haría si no fuera cantante?

Sabemos que en algunas ocasiones, dentro del rap, existen algunas batallas entre diferentes cantantes que se traducen en canciones controvertidas que insultan directamente a sus rivales, fricciones reconocidas en el medio como “beef”, como ejemplo podemos mencionar la interminable batalla entre los raperos españoles “C. Tangana” y los “Chikos del Maíz”. Sobre el tema, Simpson nos comentó que él “no tiene un pedo con nadie”, su música no va por ahí, mis temas son para pasarla bien, para bailar, no para insultar a un colega”.

El año pasado el cantante participó en una colaboración con el grupo “The Guadaloops”, una banda de rap que presenta en sus líneas un equipo poco ortodoxo para este género, una banda completa con guitarras, bajo y batería. “Quémalo” fue la genialidad que se gestó con la unión de estos dos íconos del rap. Simpson comenta que “fue una maravilla trabajar con The Guadaloops, es una banda increíble, fue una unión mágica. Eso sucedió, magia”, también aseguró sentirse cautivado por la voz de Fermín Sánchez, una de las voces principales de la banda; “la voz de Fermín es inigualable” asegura.

Durante algún tiempo el rapero documentó su vida de cantante tomando fotografías. Jorge también es reconocido como un buen fotógrafo aunque por el momento lo dejó un poco “me gustaría regresar a esto de la foto, pero por el momento estoy muy ocupado con el rap”.

Después del show continuamos una charla bastante amena con Jorge. Mientras platicábamos, ya de banalidades, nos percatamos de la gran cantidad de joyería que Simpson Ahuevo portaba, naturalmente lo cuestionamos y el rapero nos contó que colecciona anillos y collares. En ambas manos del rapero lucían diferentes anillos, que según él, fueron mandados a hacer a medida. Sobre dicho tema les recomendamos el tema “Mano de anillo”.

La charla con dicho rapero culminó platicando sobre el ejercicio. Simpson nos comenta que nunca fue muy afín al atletismo y al deporte, pero que actualmente se mantiene en forma haciendo pesas, algo común en algunos raperos.