La búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido el pasado 15 de noviembre en el Atlántico sur con 44 tripulantes a bordo, atraviesa “horas críticas y de incertidumbre”, afirmó hoy en Buenos Aires el portavoz de la Armada de la República Argentina (ARA), Enrique Balbi.

…………………………………..

 “Van 13 días de búsqueda, no hemos podido detectar al submarino. Son horas críticas, de mucha incertidumbre, que la Armada no genera. La situación es incierta”, sostuvo el funcionario militar.

Balbi brindó este martes al mediodía un nuevo parte oficial en la sede de la ARA en la zona norte de la capital argentina, en la que comentó que “son horas críticas, pero seguimos buscando”.

Dijo que “hoy el clima no es bueno” para las tareas de búsqueda y rescate, además de que la profundidad no ayuda, pues se busca entre 200 y 1.000 metros, “situación complicada, muy angustiante”.

El funcionario militar añadió que hay “ocho buques en el área de operaciones”, una zona que alcanza “casi 4.000 kilómetros cuadrados” de búsqueda.

El submarino ARA San Juan desapareció al borde de un abismo de 6,200 metros de profundidad.

En el operativo de búsqueda participan buques, aeronaves, personal y equipos de Alemania, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Noruega, Perú, Reino Unido, Rusia y Uruguay, además de Argentina.

El pasado 26 de noviembre, el buque noruego “Sophie Siem” zarpó desde el puerto de Comodoro Rivadavia en el sur del país, uno de los ocho que opera en la zona.

El “Sophie Siem” transporta a sus 16 tripulantes habituales, además de dos médicos argentinos y 43 efectivos de Estados Unidos encargados de un minisubmarino que será lanzado para buscar al sumergible argentino perdido.

La embarcación desaparecida es un submarino tipo TR-1700 fabricado en Alemania, cuya incorporación a la Armada Argentina se efectuó en 1985.

El navío es de propulsión diésel eléctrica convencional con sistema esnórquel, concebido para ataques contra fuerzas de superficie, submarinos, tráfico mercante y operaciones de minado.

El sumergible pertenece al Comando de la Fuerza de Submarinos de la Armada Argentina y su última posición conocida es en el área de operaciones de la zona del golfo San Jorge, 240 millas náuticas (432 kilómetros) al sureste de la península de Valdés en el Atlántico Sur.

Su última comunicación data del miércoles 15 y fue realizada en horas de la mañana.