Ya, ya. Está claro que en algún momento pasé de Guy Ritchie a Katherine Heigl y no soy tan cínica como para defender mi cambio de tendencia, pero sí para emocionarme un poco por la chick flick del verano, que protagoniza Scarlett “Diosa Magnánima” Johansson y en la que, Why F not, matan a un stripper.

No sé, ustedes, pero recuerdo perfecto salir con dolor de panza de tanto reírme la última vez que fui al cine a ver una chick flick «que por lo general las veo en casa, porque… #chickflick». En aquella ocasión vi El bebé de Britget Jones y, literal, lloré de la risa. Así que sí, voy a ir al cine a ver en la pantalla grande y con grandes expectativas a la curvilínea rubia.

El film es dirigido por Lucia Aniello, quien debuta como directora, y que junto a Downs, Dave Becky y Matthew Tolmach produce la cinta en la que también participan Zoë Kravitz, Kate McKinnon, Jillian Bell, Ilana Glazer y Downs.

A mí, como que me da la impresión de que se pusieron creativas e hicieron lo que les pegó la gana, por lo que en mi check list ya tienen la primera palomita.

El argumento: despedida de soltera, gorda-aplasta-stripper, qué hacemos con el cuerpo, seguro es un tanto básico, pero ¡bah! Casi todas las historias en las que un cadáver tiene que pasar desapercibido resultan hilarantes (Weekend at Bernie’s, Swiss Army Man).

Y ya, saquen su ladyness, compren muchas palomitas y pongan en pausa su cerebrito un rato para disfrutar del hermoso mundo de las comedias para nenas.