Le pasa hasta a las parejas más calientes. Después de unos años cada vez se susurran menos al oído palabras o frases como: “¡Te deseo!, ¡Listo!, ¡Ahora!, ¡Aquí!”

La familiarización con tu pareja puede ser demasiado buena después de estar constantemente juntos. Incluso le has visto vomitar y han escuchado los ocasionales gases del otro.

La novedad está más que lejos. De acuerdo con el periodista y escritor Daniel Bergner, la monogamia es la culpable, ya que es una asesina del deseo. En su libro ‘Los placeres ocultos de las mujeres’, confirma esta tesis con estudios.

Su conclusión

Especialmente ellas se aburren después de algunos años y anhelan un cambio en la cama. Pero hay buenas noticias: ¡solamente se necesita un poco de acción! Es momento de darle un nuevo giro a las relaciones de largo plazo. Nuevas técnicas, pero con tu mismo compañero sexual.

Lo que mantiene las parejas a largo plazo (incluyendo la vida íntima) durante muchos años, según varias investigaciones de diferentes psicólogos australianos, son: las citas.

Una gran encuesta  del año pasado también reveló que a 45 por ciento de las mujeres les resulta bastante desagradable tener relaciones sexuales con el mismo chico y utilizando siempre la misma posición.

¿Qué es lo que queremos brindarte? El mejor programa del mundo para tus noches en pareja: serán citas con roleplay. 


EL SEX-PERIMENTO

Antes de que comiencen todos los gemidos “uf, wow, mmm…”, no hay nada que temerle al roleplay. Hay que deshacernos de uno de los prejuicios más grandes del mundo: no tiene nada que ver con la desesperación.

Por el contrario: “El deseo de juegos de rol es un excelente indicador de que nos fijamos en nuestra pareja tanto emocional como físicamente, y hay tanta confianza que nos sentimos cómodos expresándonos”, de acuerdo con la terapeuta sexual Caitlyn Caracciolo. 

Es decir, resulta un reflejo de que ustedes como pareja no tienen miedo a los desafíos que se les presenten. Y su colega Mollena Williams, especialista en bondage y posiciones sexuales de Nueva York, dice: “En primer lugar se trata del deseo de pasártela bien con tu chico”. 


QUE COMIENCE EL JUEGO

Pero ¿cómo saber si tu galán quiere probar algo nuevo? Piénsalo: ¿a quién no le gustaría estar en la piel de otra mujer? Y preguntándote ¿qué, dónde y cómo lo haría? En primer lugar, la diferencia entre la fantasía pura y el juego de roles es menor de lo que parece.

“Cualquiera que haya imaginado tener sexo con otra persona durante las relaciones sexuales ya está a mitad del camino”, afirma Mollena Williams. Así que sean honestos, y dejen que las fantasías se apoderen de ustedes en la cama. Jueguen a que uno es el doctor y el otro el paciente. O ponte un traje de látex de Gatúbela con todo y látigo.

Una vez que hayan decidido hacerlo, su imaginación será el límite y sólo bastará algo como: “¿No te gustaría que…?”, o “Imagínate que soy/ eres…” para disfrutar al máximo. Elijan un tema, los personajes,y que la historia comience.

Alternativamente, Christine Janson, terapeuta del erotismo, aconseja que deben hacer una lluvia de ideas: “Cada uno de ustedes enumere tres fantasías de rol que llevarán a cabo, y se hace una votación con cada una”.

El escenario con más votos gana. Importante: “La pareja que propuso la idea ganadora debe estar dispuesta a cambiar de papel si el otro lo desea”, dice la experta. “También se pueden elegir escenarios con nombres concretos”.

O llévalo al siguiente nivel: en vez de sólo soñar con Ryan Gosling, puedes proponer algo como: “Imagínate que eres un famoso actor, estamos en los Oscar y me tomas en medio de la sala con todos mirándonos”. O puedes pedir a alguien como Christian Grey, donde tu novio o marido sea un hombre de negocios rico con tendencias sádicas.


FANTASÍAS SEXUALES

Si llegaron a un acuerdo sobre una de estas rutas de acceso a una fantasía, entonces deben comenzar los preparativos. Pero no en la tienda de disfraces, sino en sus cabezas.Traten de identificarse con el papel, creen una historia de vida.

A medida que hablen, sientan y reaccionen a sus eróticos álter ego podrán responder estas preguntas: ¿Cuál es el ambiente? ¿A qué huele? Cuanto más se involucren (juntos o por separado) en la realidad imaginaria, será más fácil ocultar la realidad.


“Los principiantes también pueden buscar una novela erótica que coincida con sus fantasías y basarse lo más posible en ella”, aconseja Christine Janson. Eso hace que sea más fácil apropiarse del papel. “O escriban ustedes mismos sus fantasías como escritores profesionales”, también recomienda la experta. Esta última opción es la mejor y es más satisfactoria debido a que quien la escribió sabe exactamente cómo quiere que se desarrolle la historia y cómo actuar.


Una vez que tengan su historia de ciencia ficción asignada, deben prestar mucha atención a la conocida fórmula KISS, toma nota: Keep It Short and Simplees decir, hay que ser prácticos, afirma Mollena Williams.

Por otra parte, es más fácil identificarse con las situaciones que ustedes ya conocen de su vida cotidiana. Por ejemplo, iniciar con artículos que tienen en sus propios hogares.

Y basta con herramientas pequeñas, como un pañuelo de seda que funcione como venda para los ojos (simulando un secuestro, por ejemplo) o guantes de goma negros (para el escenario del doctor y la paciente). Para comenzar el juego, puedes decirle a tu chico que llegue de su trabajo y desde el inicio toque la puerta para que entre a tu casa como el ‘desconocido’ (o como un médico, una víctima o un acompañante).

Por supuesto que pueden lograr que las cosas se hagan interesantes, si comienzan con escenarios en público, por ejemplo, en un bar.

Pretendan que ambos son extraños y fueron ahí para tener sexo. Y si llegan a niveles más altos pueden hasta contratar a un experto para continuar con su roleplay.

Incluso buscar salas especiales con juegos para adultos que ya contienen toda la escenografía, desde consultorios hasta salones de clases, hay de todo. Sólo les bastará googlear ‘departamentos eróticos’ para analizar sus opciones. Pueden buscar el lado cómico. Y si es muy gracioso, obviamente, pueden soltar unas carcajadas, ya que esto los hará sentir más estimulados y relajados.

Como pareja tienen que permitirse verse un poco tontos o ridículos enfrente del otro. El perfeccionismo no es el objetivo. Hasta pueden hacer actuaciones dignas de un Oscar, pero podrán observar cómo se libera la presión de la situación con el tiempo.

“A veces el escenario es en sí muy divertido”, dice Christine Janson. “Lo único que importa es que permanezcan en su papel”. Un time-out ayudará al principio, dice la experta. “Al igual que un ritual, un abrazo al principio y al final con el propósito de crear un marco para el juego. Por lo tanto, saben dónde termina la fantasía y cuándo pueden regresar a ser ustedes mismos”.

Sólo hay que tener cuidado porque los escenarios generalmente juegan con el poder. “Es importante que acepten el control de la manera en la que determinen su aventura”.

Por razones de seguridad, antes de que empiecen, escojan una palabra de seguridad para detener el juego en cualquier momento y de manera pacífica.

Entre ustedes debe haber una etiqueta a seguir. Está perfectamente bien si te trata por un corto tiempo como una prostituta o esclava, o viceversa. Especialmente todo lo ‘prohibido’ hace que sea encantador. Todo esto no te hace menos feminista.

Los límites deben ser definidos desde el principio y como pareja, ya que sus fantasías tienen que encontrarse en sincronía. Verás lo bien que se siente experimentar con ‘otros’ hombres.