Cuando oímos a alguien hablar sobre yoga, sin lugar a duda pensamos en relajación, en respirar hondo y ser conscientes del momento. Sin embargo, ¿cómo podemos escuchar a nuestro cuerpo si estamos constantemente conectados y actualizados sobre todo lo que pasa a nuestro alrededor? Cada día nos es más difícil buscar un hueco en nuestras apretadas agendas y practicar yoga sin tener en la cabeza las miles de cosas que tenemos que hacer justo después.

Es por esto que para el Día Internacional del Yoga que se celebrará el próximo 21 de junio, Stylight los quiere animar a encontrar unos minutos para practicar este deporte que cada vez se está volviendo más popular y que nos ofrece tantas ventajas. Pero, mientras buscas este ratito y empiezas a dominar tu mente, aquí tienes una recopilación de distintos pensamientos que la mayoría de los yoguis han tenido al empezar este deporte.

¡Qué horror!

Postura: Perro Boca Abajo
Cualquiera que se haya encontrado en esta postura mientras practica yoga, se habrá fijado en sus pies. Y ponemos la mano en el fuego al decir que la mayoría se habrá escandalizado. Siendo sinceros, los pies no son la parte más bonita del cuerpo humano, y menos después del invierno… En vez de intentar conectar con el interior, seguro que muchos habrán llamado a la esteticien para una pedicura urgente.

¡Brindemos por un fin de semana genial!

Postura: Loto
Después de una clase de yoga un viernes por la tarde, lo único en lo que uno piensa es en ver a su grupito de amigos y celebrar el comienzo del fin de semana con unas cuantas copas. Dicen que una copa de vino tinto es bueno para el corazón, pero, obviamente siempre en moderación, ¿verdad…?

Nama-stay en la cama…

Postura: Cadáver
Estás cansado y da igual cuanto duermas que parece que nunca tendrás la sensación de estar 100% descansado. Cada día por la mañana te dices a ti mismo que irás a la cama más temprano pero nunca acabas cumpliéndolo… Esto es lo que uno piensa mientras se está tumbado con los ojos cerrados. La postura del cadáver. La mejor posición para describir cómo la mayoría de los humanos se siente de lunes a viernes.

Pensamientos constantes sobre tu dieta

Postura: Guerrero
Aunque no querramos admitirlo, muchos de nosotros pensamos en empezar una dieta día sí y día también. Sin embargo, según varios nutricionistas, comer sano no quiere decir que tengamos que empezar una dieta. ¡No hace falta complicarnos la vida! Solamente tenemos que buscar el equilibrio, tal y como lo haces en tu clase de yoga. ¿Dona o manzana?

Necesito unas vacaciones

Postura: Niño
“Solamente quiero desaparecer.” Este pensamiento es muy típico. Todos necesitamos unas vacaciones para recargar pilas y a menudo esta reflexión nos invade, incluso mientras estás practicando uno de los deportes más relajados de este mundo. ¿Tienes algún amigo que se vaya a algún lugar lejano? Con esta posición es probable que quepas dentro de su maleta…

¡Qué no cunda el pánico!

Postura: Águila
Llegas tarde al trabajo, el bus parece que no llega y no paras de mirar el reloj, viendo como los minutos van pasando poco a poco. ¿Te suena? Cada día millones de personas sufren estrés. Pueden ser por cosas tan simples como el hecho de no poder desenredar los auriculares. ¡Pero que no cunda el pánico! Seguro que con esta postura, consigues olvidarte de todos tus problemas…o no.

Y la solución a todos estos pensamientos?
Dale una oportunidad al yoga y no dejes que tus pensamientos te despisten. ¡La práctica hace al maestro!