Los portales del celebrity gossip se vuelven locos con las palabras que la cantante Katy Perry refirió sobre la eterna rivalidad que sostiene con la american sweetheart, Taylor Swift, durante su participación en el carpool karaoke con el hilarante conductor James Corden, a quien debes amar si es que no tienes envenenado el corazón.

Obviamente, Corden le preguntó sobre la situación con la intérprete de “Shake it off”, que déjenme decirles entra en mi lista de favs, pero se ha visto demasiado conflictiva desde su pelea con Kanye West en los MTV VMA del 2009, donde, a mí parecer, tenía toda la razón… aunque también West…¿recuerdan? Bueno les resumo para que sepan de qué hablo:

Taylor Swift ganó el premio en la categoría de mejor videoclip por el video de “You Belong With Me” y en medio de su discurso de agradecimiento, Kanye West se subió al escenario, le quitó el micrófono y le dijo que sí, que su video era bueno, pero que ese premio lo merecía Beyoncé por el videoclip de “Single Ladies”, que era “uno de los mejores videos de todos los tiempos”. Y probablemente tenga razón, muy a pesar de que la famosa coreografía de “Single Ladies” sea, en realidad, la adaptación de un videoclip antiquísimo de Mexican Breakfast con Gwen Verdon, cosa que la esposa de Jay Z ha comentado ya en entrevistas.

Bueno, pues el atrevimiento Kanye West desató una rivalidad que luego fue limada entre él y Swift, hasta la publicación del videoclip de “Famous”, donde aparecen Taylor, y otros muchos personajes, en una cama, como dormidos, y la canción lleva un verso, que presuntamente se refiere a Taylor Swift dicendo “I made that bitch famous”. Y se armó un broncón.

Si quieres saber el gossip completo, háganlo viendo a Ter, una youtuber española que sabe perfecto la historia y no les dejará duda alguna. Luego les platico más de ella porque es, simplemente, magnífica.

Entonces, Katy Perry le “prestó” unas bailarinas a Taylor Swift, y luego cuando las requirió para una gira, Swift las despidió, cosa que Perry se tomó muy a mal.

Al respecto, Perry le comenta a Corden:

“Las verdad es que ella lo inició todo y ya es momento de que le ponga un alto. Todo empezó cuando mis bailarinas pidieron permiso para ir de tour con ella, a lo que les respondí que no había problema ya que no estaba ofreciendo conciertos y claro que deberían aceptar el trabajo, pues ella (Taylor) es buenísima, pero el año entrante volvería a estar de gira y debían asegurarse que tuvieran un contrato de 30 días para que pudieran salir del tour de Taylor y estar conmigo en cuanto hubiera una gira. Ok, pasó el año y todo bien, les mandé un mensaje porque llevo una buena relación con ellas y les dije: ‘Solo para informarles que estoy a punto de iniciar una gira y las necesito conmigo’ A lo que las bailarinas respondieron: ‘Ok, iremos a hablar con los managers de Taylor sobre esto.’ Lo hicieron y fueron despedidas.”

Y finaliza con un “karma”.

Presuntamente, Taylor lanza la canción “Bad Blood” ft con Kendrick Lamar, dedicada a Perry, su nueva archienemiga, en cuyo videoclip aparece también Lena Dunham, a quien por cierto admiro (ya vieron “Girls”, please, véanla). Y bueno, en contestación (aunque lo negó cuando Corden le preguntó al respecto) Katy lanzó la canción “Swish Swish”, donde el coro dice algo como “Swish bish” y un poco más adelante “karma is not a lier”. Mmm…sí suena a respuesta.

Pero bueno, lo que nadie ha resaltado en ninguna nota es lo amazing que se ve Katy Perry con su el pelo cortísimo y rubio, su enorme perfecta sonrisa y su extremado buen humor que, a un lado de James en el carpool karaoke, es una experiencia maravillosa. Me declaro fan from hell de ambos.