Mary Beth Haglin había sido condenada a 90 días de cárcel por la “explotación sexual” de un menor de 17 años. Tras la condena, al no poder conseguir trabajo, se convirtió en stripper y actriz de películas para adultos

La historia de Mary Beth Haglin, una profesora de secundario de 25 años, había trascendido el octubre pasado, cuando la mujer tuvo que enfrentar cargos por “explotación sexual” por mantener un encendido romance con uno de sus estudiantes, un menor de 17 años del que creyó estar enamorada.

Tras el escándalo – que se desató luego de que el estudiante comenzara a compartir las sensuales selfies enviadas por la maestra– Haglin fue despedida de Washington High School de Cedar Rapids, en Iowa; además, fue detenida y condenada a 90 días de prisión, por considerar que la mujer estaba en una posición de autoridad sobre el estudiante. También fue condenada a libertad vigilada durante 10 años y quedará en los registros como “acosadora sexual” durante le mismo tiempo.

pero después de ser liberada, a Haglin le costó cada vez más conseguir un nuevo empleo. 

Por eso, decidió cambiar de trabajo: antes, se convirtió en stripper con el nombre de “Bambi”; más tarde, según confesó ella misma en una entrevista para el programa Crime Watch Daily, en actriz porno.

En la entrevista en el programa Haglin se dice decidida “a hablar de la controversia que la involucra”.

También, se muestran extractos del vídeo, en el que se la ve con ropa de colegiala, y desvistiéndose en una habitación. “Fotos y videos como estos son los que me causaron problemas”, concluye la mujer.