Regresa a la escena el mero-mero del rap

Antes de que el hip-hop fuera una moda que se expande entre los adolescentes como un meme turbo pendejo, antes de raperillos como Charles Ans que no saben ni respirar al momento de cantar existía un verdadero campeón de la rima, Fermin IV.

Seguramente si naciste cerca del nuevo milenio y te gusta el rap tendrás como héroes al Alemán, el previamente mencionado Carlitos Anestesia, Gera MXM, y hasta el estúpido de Adán Cruz que fue arrestado el año pasado en San Luis Potosí por delitos de corrupción de menores y abuso sexual; pero si tuviste la fortuna de nacer a finales de la década de los ochentas sabrás muy bien que los padres del rap nacional son los muchachos de Control Machete.

Así es, queridísimos lectores, el “Babo” no es el mero-mero MC del rap nacional, incluso es hasta malo, su culo debe tener más registro que su voz, aun así, el y su banda, Cartel de Santa, son los más escuchado del rap azteca, obviamente sin contar al C-Kan, un cholo que se encuentra en otro nivel, su clip Vuelve cuenta con mas de 124 millones de reproducción en Youtube.

Para quien suscribe el ícono innegable del rap en México es Fermín IV, exvocalista de Control Machete, quien ha regresado a la escena para beneplácito de quienes disfrutamos de los beats, flows, barras y estructuras realizadas en nuestro país.

Es importante mencionar que Fermín IV Caballero Elizondo, sí carnales, sí es su nombre real, dejó Control Machete en el año 2000 para convertirse al cristianismo, dejando fiestas, drogas y los escenarios.

Durante varias ocasiones F004 intentó regresar a la escena, no hubo mucha reacción para el pastor cristiano, es hasta ahora, 2017, que le nombre del rapero regresa con fuerza a la escena. El originario de Monterrey estrenó hace unos días el tema “Fácil”, un pinche rolón que podría funcionar como una miniautobiografía del cantante.

Después de diez días de su estreno, “Fácil” acumula más de 115 mil visitas. El tema, con tres minutos y medio de duración es oscuro en su ritmo; su letra, dura de verdad, habla de la vida del cantante en los escenarios y de cómo llegó a Jesucristo.


“Estuve en el estudio fumando y grabando con la mera crema,
fui el sueño realizado de Hip-Hop cabezas,
llegué a la cima y aún tenía oxígeno, pluma y libreta,
qué habré encontrado allá que cuando bajé,
nadie podía creer que todo lo dejé”.


Por otro lado nos habla de una escena hip-hop en la que los mensajes publicados están llenos de bullshit:


“Que el juego en nada, en nada ha cambiado,
andamos armados, decíamos hace 18 años,
ahora raperos de 18 hablan de estar controlando,
te diré que es lo único que sí está cambiando,
no es tu billetera, es tu ego el que se está inflando”.


El audiovisual, sencillo en demasía, solamente muestra a Fermín IV acompañado de su DJ en un cuarto oscuro, lleno de humo, que apenas es iluminado por una luz suave.

Ojo pandilla, no estamos diciendo que solamente Fermin IV y Control Machete sean los únicos chingones del rap, estamos diciendo que es el trío que plantó la semilla, con mucha seriedad, del hip-hop en nuestro país. Lo cierto es que actualmente las cosas se están haciendo demasiado bien, de manera diferente a las bases instauradas por el hip-hop de los noventas, muy diferentes, pero bien.

México está generando raperos de calidad internacional como la Banda Bastón, Sabino, The Guadaloops, Tino el Pingüino, Max Chinasky, Jesse Baez, un guatemalteco que se cree mexicano y por su puesto, LNG-SHT (Gastón si estas leyendo esto entérate que estoy enamorado de ti, llámame).

Así que desde Coco Mag te recomendamos mucho que dejes de escuchar el hip-hop empaquetado que se produce en la época millenial, te recomendamos que escuches lo que se hacia con anterioridad, lo nuevo de Fermín IV y a todos los chingones que te recomendamos en el párrafo anterior.