El porno vengativo o pornografía vengativa es el contenido sexual explícito que se publica en internet sin el consentimiento del individuo que aparece representado, y subido tanto por exparejas con ganas de vengarse como por desconocidos con acceso no autorizado a imágenes y grabaciones íntimas de la víctima, En la época actual de smartphones con buenas cámaras hay decenas de maneras de enviar fotos y videos a una pareja, de hacer ‘sexting’ o tener una noche idiota en Chatroulette, con lo que ello puede provocar.

Medidas anti-pornografía vengativa

Una de las redes en que pueden aparecer este tipo de contenidos es Facebook, que acaba de anunciar esta misma tarde nuevas herramientas para ayudar a las personas cuyas imágenes íntimas se comparten en Facebook sin su permiso. Ahora, cuando en Facebook se denuncie este tipo de contenido “podremos evitar que se comparta en Facebook, Messenger e Instagram”. Si ves una imagen en Facebook que creas que se ha compartido sin permiso, puedes denunciarla utilizando el enlace “Denunciar” que aparece cuando tocas la flecha hacia abajo o “…” junto a una publicación.

Al hacerlo, el personal de Facebook revisará la imagen y la eliminará “si infringe nuestras Normas comunitarias”. En muchos casos, cuando se compartan imágenes íntimas sin permiso también desactivarán la cuenta, aunque se podrá apelar por si alguien considera que una imagen se ha eliminado por error. Después la red social usará tecnologías de coincidencia fotográfica para evitar futuros intentos de compartir la imagen en Facebook, Messenger e Instagram. Y si alguien intenta compartir la imagen una vez que esta se ha denunciado y eliminado, “le avisaremos de que infringe nuestras políticas y hemos detenido su intento de compartirla”.

Apoyo a las víctimas

El papel de Facebook con estas herramientas no se detiene aquí, sino que en asociación con organizaciones de seguridad, la red ofrecerá recursos y apoyo a las víctimas de estos actos. Según un estudio sobre las víctimas de imágenes íntimas no consentidas en EE. UU., el 93 % de las personas cuyas imágenes íntimas se han compartido informan de un importante malestar emocional, y el 82 % aseguran que su vida se ha visto afectada significativamente en el ámbito social o laboral, entre otros ámbitos importantes, motivo por el que Facebook ha anunciado su política de tolerancia cero con la pornografía vengativa.