El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, visitó el pasado lunes la Casa Blanca. Y ahora que todo es amor, especialmente en Estados Unidos, donde el día de San Valentín lo impregna todo, el periodista Phil Lewis se percató de que en la sala en la que el político de Canadá estaba con motivo de una mesa redonda con mujeres empresarias había corazoncitos flotando… Entre Trudeau y la hija del presidente, Donald Trump.

“Quédate con alguien que te mire como Ivanka mira a Trudeau”, escribió el periodista.

Échale un vistazo más de cerca…

Y ahora mira esta otra foto… ¿Has visto cómo Trudeau ayuda a Ivanka? Está claro que siguen existiendo los caballeros en este mundo. Desde luego, a ella se la ve encantada.

Vale, ahora mira esta otra foto… El amor está claro, ¿no? Seguro que más de una piensa como Ivanka… Ivanka, no estás sola.

Y al final… Te han cazado, Ivanka… jijiji

Por supuesto, esto son solo fotos… ¡Pero qué fotos!

Y al final la realidad se ha impuesto, porque hay una certeza: Ivanka Trump no tiene un papel formal dentro de la administración, pero ahí estaba sentada. Ya en noviembre, durante el periodo de transición, Trump fue muy criticado por incluir a su hija en contactos oficiales como el que tuvo con el presidente de Argentina o el primer ministro japonés.

Eso sí, en este caso, Ivanka podría justificar su presencia alegando que era una mesa redonda con mujeres de negocios. Y ahí nació el “amor”.