Las imágenes que muestran a la empresaria como Dios la trajo al mundo forman parte de la campaña promocional de su marca de maquillaje KKW Beauty.

…………………………………..

Kim Kardashian es una exitosa empresaria, y sabe mejor que nadie cómo vender lo que quiere ofrecer. La integrante del clan más mediático del mundo, lanzó su nueva línea de cosméticos “KKW Beauty” y lo hizo como Dios la trajo al mundo.

La estrella de Keeping Up with the Kardashians y esposa de Kanye West está arrasando con la presentación de su nueva línea de cosméticos.

Con 58 millones de seguidores en Twitter, más de 100 millones en Instagram y más de 50 millones en Facebook, tiene asegurado que lo que vende, dará la vuelta al mundo. Sus seguidores esperan ser sorprendidos y no decepcionó.

Para promocionar su nueva marca de belleza “KKW Beauty”, Kim recurrió a lo más efectivo del mundo, y algo que le gusta hacer mucho: desnudarse.

Kim lanzó su marca KKW Beauty en junio y desde entonces se convirtió en un éxito que le está reportando unos ingresos millonarios y que no deja de crecer.

También lanzó tres perfumes dentro de su colección KKW Fragances y según informó People, agotó las que salieron a la venta en solo seis días vendiendo 300.000 unidades por un valor total que ronda los 14 millones de euros.

Su nuevo producto es un set de cinco brillos de labios con sus sombras de ojos correspondientes que saldrá a la venta el 1 de diciembre. Lleva por nombre “Ultralight Beams highlighters & glosses”.

Por eso, la socialité se desnudó y cubrió su cuerpo de brillo para promocionarlo, y la rompió.