El debate sobre si es posible o no el viaje en el tiempo existe desde hace demasiados años, es tema recurrente de la Ciencia Ficción y posiblemente siempre tengamos personas que lo defienden a muerte, mientras que otras lo rechazan fervientemente.

…………………………………..

A principios de este año, un hombre alegó venir desde el 2030 revelando que en el siguiente iba a producirse una invasión alien. De la misma manera, el protagonista de nuestra historia clama venir del 2028, expresando una serie de profecías que podrían tener bastante sentido. La veracidad de esta fuente no está comprobada, pues su rostro ha sido ocultado y no hay nada que nos indique confianza frente a su relato. Sin embargo, vamos a darle voz para que cada uno juzgue por sí mismo.

Noah es un hombre que no sólo cree en el viaje en el tiempo, sino que asegura que él mismo es un viajero temporal que está atrapado en 2017. Según él, el secreto para viajar en el tiempo fue descubierto en 2003, pero se guarda como un secreto de estado y solo los agentes gubernamentales lo utilizan.

En la grabación, el sujeto denominado como Noah parece estresado y comienza a sollozar mientras va relatando sus profecías. El canal al que envió su alegato de manera anónima confirmó haberle pagado 700 dólares para que pudiera asentarse en nuestro presente, pero muchos creen que es simplemente su cuota de actor. Conforme el documento llega a su fin, Noah desea a toda la humanidad un cálidamente “hasta luego y buena suerte”.

Según Noah, que prefiere mantener su identidad en el anonimato para evitar represalias del gobierno, el viaje en el tiempo se volverá algo público en 2018. También indica que el año donde él vive realmente es 2021 y que tiene 50 años.

Y que al igual que Bobby Jackson, tomó una droga para hacerlo lucir de 25 años de nuevo, dice tener anorexia y depresión. No explica por qué está atorado en este año, solo que no puede volver a su tiempo de origen.

Ahora, para el 2021 no falta mucho tiempo, así que es un poco extraño que hable de “tener que acostumbrarse a vivir en el pasado”. Aún así, ha conseguido que investigadores paranormales le envíen 700 dólares para poder sobrevivir.

Sus predicciones incluyen que en el futuro las personas pasarán mucho tiempo en la realidad virtual, porque lo que es buena idea invertir en ella mientras es posible, junto con Inteligencia Artificial y energías renovables.

La inteligencia artificial ganará una mayor importancia y jugarán un gran papel en el control de las masas. Incluso aseguró que sus alegatos diciendo que está 100% seguro de que todo esto ocurrirá y que no está simplemente dando una opinión. ¿Por qué oculta su identidad y modula su voz? Sin duda puede ser una herramienta para evadirse de la persecución de sus enemigos, pero también una excusa con la que mantener el anonimato frente a un posible montaje.

También dijo que habrían autos eléctricos capaces de recorrer 600 millas con una sola carga y que algo similar a los google glasses aparecen en el futuro y serán muy populares. Aunque quizá lo más importante es que habló del futuro de Donald Trump.

Después habló sobre máquinas al estilo de las gafas de Google dominarán pronto el planeta. De la misma forma, los carros eléctricos serán capaces de recorrer 1000 kilómetros con una simple carga para el mismo año, y nos aconseja invertir tiempo y dinero en energías renovables. El vídeo que ofrecemos en la última página comienza así: “No es mi intención engañar a nadie. Quiero ser claro, mi único objetivo, para cualquiera, es probaros que el viaje temporal existe. De hecho, yo soy uno de ellos.” 

El viajero del tiempo es sometido al Polígrafo:

Decide por ti mismo si su testimonio es creíble o no, visualizando sus palabras y gestos. ¿Qué crees que hay de todo esto? Sin duda es un gran ejercicio de confianza pensar que lo expresado por Noah es verdad, pero si así lo fuera, igualmente nadie le creería…

Un documento escrito por  el astrofísico de la Universidad de Sussex John Gribbin, en coautoría con su esposa Mary Gribbin, dice que no hay ninguna ley física que evite los viajes en el tiempo.

“Puede ser extremadamente difícil ponerlo en práctica, pero no es imposible”, expusieron.