Desde el 1 de enero de este año la marihuana es legal en California: si tienes 21 años o más puedes fumar dentro de propiedades privadas o en los negocios que tengan licencias.

…………………………………..

Esta noticia ha hecho que los seguidores del festival Coachella, que se celebra cada primavera en este estado de EE.UU, se hayan preguntado si podrán consumir marihuana libremente entre foto de Instagram y vídeo de Snapchat con sus outfits neo-hippies.

Sin embargo, la respuesta por parte del festival ha sido contundente: “Lo sentimos. La marihuana y productos que la contengan no están permitidos dentro el festival. Ni en 2018 ni en los próximos años”.

Lo que sí parece estar permitido -o al menos Coachella no pone mala cara- es que el dueño y uno de los fundadores del festival, Philip Anschutz, siga financiando causas proarmas, anti-LGTBI y antiaborto. El magnate ya se enfrentó a estas acusaciones el año pasado y ahora la historia se repite.

La revista The Fader ha publicado que durante 2017 el empresario repartió casi $200.000 dólares a políticos republicanos y organizaciones privadas. En marzo le transfirió $5.400 a Cory Gardener, conocido senador proarmas; mientras que en agosto donó a Scott Tipton, congresista opuesto al matrimonio homosexual y al aborto, $2.700 dólares y otros $5.400  al también congresista provida Mike Coffman, conocido por afirmar que Barack Obama “no es estadounidense”.

“No es un recordatorio nada agradable saber que el dueño de Coachella sea de la derecha, capitalista, anti-LGTBI, anticambio climático y done dinero activamente a organizaciones anti-LGTBI. Si vas a olvidar todo eso porque el cartel es “bueno”… pues vale. Espero que valga la pena”.

La mayor donación, $138.000, se la llevó el Comité Nacional del Senado Republicano, que centra sus esfuerzos (cómo no) en aumentar la mayoría de este partido en la cámara alta del Congreso de EE.UU.

El magnate estadounidense se ha defendido en un comunicado en el que se ha desmarcado de estas nuevas afirmaciones, alegando que son “fake news”.

Por el momento Coachella no ha se ha pronunciado. Tampoco han abierto la boca The Weekend, Eminem y Beyoncé, pese a que la diva es una demócrata convencida y una de las grandes activistas por el fin de la violencia armada que tanto afecta a la comunidad negra del país. ¿Guardarán silencio?

Con información de PlayGround