Debo aceptar que en lo personal escuchar música norteña, banda o esas mamadas buchonas que actualmente colman los bares, restaurantes y botaneros del país, me es sumamente lacerante, situación que cambió de tajo después de escuchar a Becerros.

Becerros es un proyecto regio que basa su concepto en mezclar ritmos folclóricos, vernáculos, con tendencias contemporáneas. Fue hace menos de un año que el sexteto presentó los dos primeros temas de la banda, Amor intenso y Ella.

La música de dicha banda, que por cierto está conformada por músicos de diferentes bandas como La Verbena Popular y Kinky, de alguna forma le da una vuelta a la música norteña impregnándole una actitud rockera, y valores musicales interesantes que pocas veces podemos escuchar en este tipo de expresión.

Hace unos días Becerros estrenó su primer video clip llamado Que María, una “cumbia norteña” tremenda que habla sobre una niña que deja su etapa infantil para convertirse en toda una mujer bailadora, una danzante incendiaria, provocativa.

“Mira Juan qué bonita está, no lo pienses más, solo acércate mi Juan”

En el video clip, dirigido por “Chiva” podemos observar a la banda interpretando dicho tema dentro de un corral, sumamente norteños. A lo largo del video un grupo de gente se integra a Becerros para armar un bailongo en medio de paja y, suponemos, también un poco de caca de caballo.

La tendencia de algunos músicos por recuperar mezclar y tocar ritmos tradicionales no es algo tan nuevo, este recurso ha sido utilizado por diferentes proyectos como Nortec, Paté de Fuá, Instituto Mexicano del Sonido y nuestros compitas de Veracruz, Los Tiernos.

Al parecer, a la pandilla le gusta taconear duro con ritmos fusión. Recordemos que la semana pasada Jonáz, exintegrante de Plastilina Mosh, presentó su primer clip en solitario llamado “Picosa”, un tema recumbianchero que se basa, al igual que la música de Becerros, en la simbiosis de ritmos modernos y folclóricos.

Aprovechando el estreno de Que María, estrenado hace unos días, tuvimos una breve charla con los hermanos Caballero, “el Pekas” y Richi, quienes nos platicaron un poco sobre este proyecto.

Coco Magazine: ¿De qué otras bandas se conforma Becerros?

Ricardo Caballero: Venimos de diferentes proyecto, yo estuve tocando la percusión en Sussie 4, Pliego de Kinky participa tocando el bajo con nosotros, y mi carnal, “el Pekas”, estuvo en la Verbena Popular.

Coco Magazine: ¿Cuáles son las complicaciones de tener integrantes activos en otros proyectos?

Ricardo Caballero: A veces se complica un poco aunque la configuración de la banda cambia, si no está Pliego, Yarvick agarra el bajo; si el Pliego está, los dos se campechanean el bajoquinto y el bajo, si no está “el Wero” Ayala, el “Pekas” le pega durísimo a la batería, no tenemos problema, nos acoplamos.

Coco Magazine: ¿Por qué rescatar música norteña viniendo de géneros tan diferentes?

Ricardo Caballero: La música norteña es algo que llevamos en la sangre, desde pequeños escuchamos el norteño. Vas creciendo y vas experimentando con otros géneros, yo estuve en la electrónica. La música es un lenguaje universal, nos puede gustar el electrónico, el rock, norteño o cualquier otro género, al fin y al cabo es el mismo lenguaje, aplicando bien dicho lenguaje en cualquier género puede haber piezas de calidad. Ahora queremos expresarnos mediante este formato.

Y sin duda el gusto por el norteño que se inculca en la casa. En mi familia mi abuelo tocaba éste género, incluso el acordeón que traigo era de él. Mi jefe también tuvo un grupo tropical: los Plebeyos, entonces imagínate la mezcla.

Coco Magazine: ¿Cuál es la tirada de Becerros, bailes populares, festivales o conciertos de rock?

Ricardo Caballero: Creemos que el baile es universal, puedes estar en un festival como él Vive Latino, un evento más enfocado a lo alternativo, público que nos gustaría que nos escuche, creemos que es música que pueden disfrutar. O en una fiesta popular, donde nos pongan tocamos y con mucho gusto chingao, en un bautizo, en unos 15 años.

Coco Magazine: ¿Cómo evitar relacionar su música con la tendencia de grupos relacionados al narcotráfico? Al final tocan música similar a ésta.  

Ricardo Caballero: Es música que respetamos, al final es arte, podrá tener un mensaje pero por otro lado quien lo hace no deja de ser un artista. Todos tienen su gusto, cada quien puede elegir lo que le guste tocar y escuchar, nosotros nos vamos más por el baile, que la raza la pase bien.

Coco Magazine: ¿Cómo está reaccionando el público a Becerros?

Ricardo Caballero: Muy padre, sentimos muy bien cuando es reconocido. En redes sociales nos están pidiendo mucho el material; ahora que salió el video la gente lo está recibiendo muy bien. Aquí en nuestra región va caminando, queremos probar también en lugares que no están acostumbrados a este género, en el centro del país, por ejemplo.

Sobre Qué María

Ricardo Caballero: Lo hicimos en un rancho, dentro de un corral, como unos buenos becerritos. Ahí pueden ver la historia, sale María una amiga de nosotros, Juan que también es nuestro gran amigo, los personajes de la canción son personajes reales. María es una niña que ha crecido ya, es una mujer muy guapa y ahí siempre va a haber un Juan, o varios, persiguiéndola en la pista de baile.

Coco Magazine: ¿Qué sucede con esta tendencia por fusionar géneros que antes era impensable podrían sonar en un mismo tema, en un mismo festival?

Pekas Caballero: No podemos descubrir el hilo negro. La música como una rama del arte, tiene esta posibilidad, las fusiones se están dando en todo, en la literatura, el cine, etc.

Antes se notaba muy segmentado todo, ahora en un festival como Pal Norte o Machaca traen en sus programas absolutamente de todos los géneros. Residente y Pesado en un mismo festival, la gente antes estaba más cerrada y no se daba esto.

Estamos viviendo lo que veíamos como un futuro, ya nos alcanzó algo que pensábamos muy lejano. Los cambios son buenos. Todo esto nos hace ampliar el criterio, el panorama, esto en todos los aspectos, somos más tolerantes.

Coco Magazine: Si tuviéramos que encerrar a Becerros en un género ¿cuál sería?

Pekas Caballero: Regional Sound. Para mi Becerros es de rancho a rancho, música salida desde un tambor hecho en un rancho artesanalmente, con condiciones precarias, desde un bajo quinto súper tradicional.

Coco Magazine: ¿Tienen pensada alguna colaboración a futuro?

Pekas Caballero: Ya nos han hablado algunos músicos, no hay nada planeado, ya se dará en su momento, ahora lo que queremos es posicionar el proyecto. Si tocamos podremos hacer enlaces con los artistas, tenemos que salir para que se dé la situación. Nos encantaría trabajar con Kinky.

Becerros se conforma por:

Richi Caballero: Voz y acordeón
Pekas Caballero: Percusión
Pliego Villarreal: Bajo
Wero Ayala: Batería y segunda voz
Yarvick Zatarain: Bajoquinto
Roberto cano: Bajoquinto

Web: http://www.becerros.mx/

FB: /Becerros.mx