En diciembre de 2015, el actor fue arrestado por la policía de Los Angeles por contar con un archivo de más de 50.000 imágenes pornográficas de niños y unos 600 videos.

…………………………………..

El actor de GleeMark Salling, se declaró culpable de posesión de pornografía infantil y podría enfrentar de cuatro a siete meses de cárcel, seguido por veinte años de libertad supervisada, según los documentos que obtuvo Deadline.

Salling, conocido por su rol de Noah Puck Puckerman en la serie, deberá también registrarse como delincuente sexual y se le prohíbe la comunicación con cualquier menor de 18 años sin la presencia de sus padres o guardián legal. Asimismo, Salling pagará $50,000 en restitución a cada víctima que así lo solicite, indica la nota del Huffington Post.

Según informó el portal TMZ, el actor y los fiscales establecieron un acuerdo y el actor podrá enfrentar entre cuatro y siete años de prisión, a determinar por un juez. Asimismo, pasará a integrar el registro de delincuentes sexuales y no podrá ser visto cerca de parques, colegios, piscinas públicas y otros espacios frecuentados por menores de edad. Por otro lado, Salling será sometido a un tratamiento como parte del acuerdo con la fiscalía.

En 2013 ya había enfrentado un problema legal cuando fue demandado por una mujer que decía haber sido forzada por él a tener sexo sin preservativo.

En el 2015, el actor de 35 años fue arrestado por sospecha de posesión de cientos de fotos y dos videos de dos menores de edad en su computadora personal. Esto, explica el Huffington Post, lo reportó su novia en aquel entonces. Además, las autoridades encontraron imágenes pornográficas de menores en un disco duro propiedad de Salling, indican los documentos de la corte.

Al ser liberado, tras el delito del que se le acusa, Salling no podrá estar a menos de 100 pies de una escuela, parques, piscinas públicas, parques infantiles, centros de videojuegos o cualquier otro lugar que frecuenten los menores.

Cuando se dio el arresto, Naya Rivera, quien fuera novia del actor, explicó en una entrevista que no estaba del todo sorprendida. “Para mí, él era un alma muy oscura”, explicó Rivera al programa Entertainment Tonight. “Yo siempre sentí como que había algo contra lo que él estaba luchando”, fueron las palabras de Rivera en aquel momento.